¿Qué más, Chelo?

 07/06/2017 - 11:55

Cuando la pelota quemaba, Marcelo Mescolatti la agarró y pateó el penal a favor de Don Orione, ¡a 44’ del final! El 10 lo convirtió y le dio la ventaja a El Santo sobre la Muni de San Martín en semifinales.

En el Torito Rodríguez se jugó la semifinal de ida de Primera A entre la Municipalidad de San Martín y Don Orione. En un encuentro entretenido, parejo y con situaciones para los dos, El Santo de Gustavo Gallardo sacó ventaja en el final con un penal convertido por Marcelo Mescolatti.

Se esperaba el partido que finalmente entregaron el Albirrojo y El Santo: un desarrollo parejo, sin especulaciones, y ambos queriendo un gol que abriera el camino a su favor. La pelota estuvo un tiempo para cada uno pero el 0-0 se mantuvo hasta el entretiempo.

Los de Alberto Salomón contaron con dos claras bien resueltas por Agustín López, mientras que Don Orione se lamentó por tres situaciones que no fueron goles por poquito, sobre todo con los jugadores que llegaron por el segundo palo.

El inicio del complemento marcó la primera vez que hubo un claro dominador del juego. Fueron seis minutos muy buenos de Don Orione donde Gonzalo Curello tapó dos, a Mescolatti le sacaron un tiro picado en la línea y la defensa despejó otra situación. 

A partir de ahí el encuentro se tornó más disputado y San Martín se repuso y contó con pocas pero peligrosas situaciones para anotar. El reloj ya estaba avanzado y el Albirrojo tuvo la victoria en sus manos: David Cuello le ganó la espalda a todos y definió a un palo ante la salida desesperada de López... y la pelota se fue besando el palo.

El 0-0 se encaminaba. El quedaba el último minuto Marcio García la recuperó la pelota en la mitad de cancha. Intentaron agarrarle el pie y la pelota con la mano y no pudieron. Se la pasó a Mescolatti, le salió Curello, y Chelo se la devolvió a García para que definiera sin arquero, pero Emanuel Guevara metió la mano y se sancionó penal.

¡Quedaban 44 segundos! Sin Agustín Paladino en el partido, habitual pateador de penales y tiros castigo, ¿quién iba a patear? La pelota quemaba porque el remate significaba muchísimo: meter el disparo, o no, iba a dar un vuelco en la serie para ambos equipos. Si se metía, euforia en El Santo. ¿Y si se fallaba?

Marcelo Mescolatti agarró la pelota sin dudar, como el líder que es. El arquero fue para un lado y la pelota para el otro, y Chelo coronó un gran partido personal con un gol determinante para Don Orione de cara a la serie. El Santo ganó el primer chico y recibirá al Albirrojo el viernes por la noche en busca de la clasificación.

#VamosElSanto 

 

Don Orione Futsal
El Club Santo Don Orione es una institución sin fines de lucro, apolítica, desprendida de conceptos raciales, religiosos o de sexo, que está organizada en forma de asociación civil.