Los Caballeros de la Angustia

 10/26/2017 - 19:31

¡Qué manera de sufrir! Don Orione B y Alem B jugaron un partidazo y El Santo dio vuelta un 3-1 para ganarlo, sobre el final, por 4-3. Goles de Lucas Jopia, Gastón Cabana, Tomás Muguruza y Santiago Anastasi.

Por la reprogramada fecha 9 del Clausura de la Primera C, Don Orione B recibió a Alem B, quienes llevaron todo el colorido y el aguante a las tribunas del en el Microestadio. El Santo divagó entre buenos y malos momentos, pero finalmente dio vuelta el marcador y se impuso por 4-3.

Los Caballeros de la Angustia fue un apodo que recibió el equipo de River Plate, y acá no importa qué sentimientos produce el equipo de Núñez, en 1945. Está claro que Don Orione no tiene a Pedernera, Labruna, Loustau, Carrizo, Rossi o Di Stéfano, pero tiene la característica más importante de aquel equipo de fútbol: hacía sufrir a los hinchas porque tardaba muchísimo en definir los partidos.

Y algo así se vivió ante Alem B, sobre todo en el ST. En el PT, a Don Orione le metieron dos goles de cabeza y ninguno fue obra de la casualidad. El primero llegó tras un pelotazo larguísimo desde la derecha que lo encontró a  Canali, quien en una especie de palomita la metió al palo de Otárula.

El segundo –luego del empate de Lucas Jopia por un remate desde la derecha-, también fue obra de Diego Canali pero fue un golazo: le dio fuertísimo al arco y la pelota dio en el travesaño y le volvió a caer. Volvió a pegarle ¡y otra vez travesaño! Y nuevamente en el rebote definió por arriba del arquero para el 2-1 con el que se fueron al descanso.

Parecía que la charlar del entretiempo de Lelio Mescolatti no sirvió de mucho. Apenas comenzó el ST, nuevamente Canali controló de espalda al arco, dio media vuelta y sacó un sablazo para el 3-1 y llenar de dudas a El Santo.

Y ahí sí que los jugadores de Don Orione se vistieron de Los Caballeros de la Angustia. Sin jugar bien pero con convicción, comenzaron a tener la pelota y generar situaciones clarísimas que no pudieron definir, y los presentes no podían creer cómo perdían goles. 

Gastón Cabana puso a Don Orione en partido al descontar. Tomás Muguruza empató casi inmediatamente al pegarle en un lejano tiro libre que contó con la complicidad del arquero en armar muy mal la barrera y no controlar la pelota que le pasó por debajo de su cuerpo. El deliro llegó con el gol de Santiago Anastasi para el 4-3. 

Alem fue con todo a buscar la igualdad en los últimos tres minutos y Don Orione se cuidó de no hacer más faltas, porque tenía cuatro y no quería caer en la quinta y dejar la mesa servida para el tiro castigo. Otárula inició una contra con un gran saque de arco y  bajó la persiana a falta de 38’’, para que todos respiraran con el 5-3 y se sacaran la gran mochila del sufrimiento y la angustia. 

#VamosElSanto 

 

Don Orione Futsal
El Club Santo Don Orione es una institución sin fines de lucro, apolítica, desprendida de conceptos raciales, religiosos o de sexo, que está organizada en forma de asociación civil.